¿Qué es la etiqueta canonical? Evita el contenido duplicado

Etiqueta canonical

Si uno de tus objetivos es el posicionamiento web, probablemente te habrás cruzado con los términos ‘’etiqueta canonical’’ o ‘’rel=canonical’’, pero… ¿sabes realmente qué es? ¿Por qué es tan relevante en el SEO?

Si aún no tienes mucha experiencia con los contenidos online pero tienes la ambición y las ganas de que tu página web esté en el top, tener un conocimiento más amplio de estos términos es necesario porque te podrían ahorrar dolores de cabeza la próxima vez que te cruces con contenido duplicado o errores de página.  

Los consultores SEO usan estas etiquetas canónicas para lograr un gran rendimiento en cuestiones de posicionamiento web así como evitar confusiones que puedan surgir en los motores de búsqueda.

Pero, ¿Qué es la etiqueta canonical?

La etiqueta canonical es introducida por primera vez en el 2009 y considerada de manera oficial como un estándar de web desde 2012, bajo la norma RFC 6596.

De forma sencilla, la etiqueta canónica se puede definir como una etiqueta que se coloca en la cabecera HTML de los sitios web y que sirve para indicar a los motores de búsqueda qué contenido es original y cuales son duplicados, para que sepan qué contenido es el que se debe posicionar.

Esto ayuda a resolver dificultades que puedan surgir por la existencia de contenidos duplicados en el SEO. 

La etiqueta canónica normalmente la utilizaremos como autorreferencial, es decir, hacia sí misma, si en nuestro sitio web no existe contenido duplicado. Es la forma por defecto que suelen utilizar los gestores o CMS más populares como WordPress, Drupal, etc.

En el caso de que tengamos que modificar este canonical, deberemos de hacerlo de forma manual.

La estructura html de la etiqueta canonical es la siguiente:

<link rel=”canonical” href=”https://nombredeldominio.com”>

Si dividimos e identificamos cada parte, podríamos observar 3:

  1. El ‘’link’’: Esta es la etiqueta HTML que sirve para nos permite ejecutar la función.
  2. La Rel=”canonical”: Aquí se asigna el atributo HTML a la URL que vamos a establecer como ‘’original’’, es decir, aquella que los motores de búsqueda van a tener en cuenta cuando toque posicionarla en los resultados de búsqueda de los usuarios.
  3. El href=https://nombredeldominio.com: Esta es la asignación de la URL principal y la que los motores de búsqueda van a ver.

Consecuencias del contenido duplicado

Los ingenieros de Google tienen su propio canal de YouTube llamado <<Google Search Central>>, en este canal se ha publicado un video dedicado a la explicación de contenido duplicado dónde se menciona que entre el 25% y el 30% del contenido que se encuentra en el buscador es duplicado.

Hay que tener en cuenta que a Google le encanta la calidad y la originalidad en el contenido que proporcionan las páginas web.

Tenemos dos tipos de contenido duplicado:

  • Páginas duplicadas internas: son aquellas que se detectan dentro del mismo sitio web.
  • Contenido duplicado externo: contenido de sitios web externos. En este caso siempre prevalecerá el contenido antiguo ya existente y que Google ya tiene en su base de datos, por lo que si copiamos contenido de otras webs, seremos penalizados por uno de los algoritmos de Google con más repercusión: Google Panda.

Por lo tanto, si identifica contenido duplicado, aunque sea el tuyo propio, penalizará a estos sitios web posicionándolos en menor rango ya que entiende que la información ofrecida no es relevante para los usuarios.

Así que un hábito que deberías adoptar para evitar dichas penalizaciones y que la URL indexe y posicione en los motores de búsqueda de manera adecuada, es revisar periódicamente estas etiquetas.

También lo puedes hacer con el uso de herramientas especializadas que reconozcan y te informen de forma automática si surgen este tipo de problemas. Algunos ejemplos podrían ser las herramientas de Google Webmaster Tools como Search Console de Google u otras webs como Siteliner, Copyscape, Ahrefs, etc.

Usa la etiqueta canonical adecuadamente ¿Cómo?

Los códigos pueden dar miedo si no estas tan familiarizado con la programación, pero es más sencillo de lo que te imaginas.

Para usar la etiqueta canonical tendrás que aplicar en todas las urls de tu sitio web que contengan problemas de contenido duplicado, un formato parecido al siguiente ejemplo:

<link rel=”canonical” href=”https://marketersgroup.es/servicios/>

Con este ejemplo de referencia, el ‘’/servicios/’ es lo que le está indicando a Google que esta url es la versión ‘’original’’.

Si tienes un e-commerce, es muy probable que tengas varias copias de un mismo producto pero con ligeras diferencias. Por ejemplo, si eres una tienda online de ropa y muestras a los usuarios los mismos productos pero con diferentes características dependiendo de tallas, colores, etc., Google te lo puede calificar como duplicado.

Por eso, la url de estas copias de tus productos tiene que ser distinta. Te mostramos un ejemplo:

Definimos como la versión principal esta url https://dominio.es/camiseta-mujer-azul/ pero tenemos variantes de colores. Entonces en la variante roja https://dominio.es/camiseta-mujer-rojo/ añadiremos la url canónica:

<link rel=”canonical” href=”https://dominio.es/camiseta-mujer-azul/>

También, cabe resaltar algunos puntos que también hay que tener en consideración:

  • Se debe incluir las etiquetas canónicas en el código fuente en la parte de HTML dónde dice <head> porque si se coloca en la parte de <body> los motores de búsqueda no lo tendrán en cuenta y la etiqueta no podrá llevar a cabo su función.
  • No debe de existir múltiples etiquetas canónicas en una misma url.
  • La etiqueta canonical debe también de ser incluida en las copias para indicar a Google que existe más de una versión.
  • Evita errores 404 revisando y verificando que la etiqueta canonical introducida es válida.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de la etiqueta canonical?

A lo largo del artículo hemos visto definiciones, consejos y ejemplos, pero también hay que tener en cuenta todos los puntos que favorecerán a nuestra página web con el uso de etiquetas canónicas.  

  • No es tan difícil de implementar, administrar y modificar, además, como ya hemos mencionado anteriormente, existen herramientas que sirven de apoyo, por lo que se puede evitar grandes problemas con un seguimiento apropiado.
  • Tu visibilidad estará, como dirían los ingleses, ‘on point’. Usando esta etiqueta evitas que los motores de búsqueda tengan en cuenta copias de tu sitio web que no están actualizadas o no son de tu conveniencia. Así aseguras que la versión preferida sea la que posicione en ranking de búsquedas.
  • Si te preguntas si hay un límite de páginas que se pueden duplicar, no, no la hay. Por lo que tienes la libertad de poder configurar cuantas páginas sean necesarias para ti.
  • Aseguras una mejor experiencia para tus usuarios ya que estás asegurando que le aparezca la página que le interesa y que pueda continuar con su navegación sin inconvenientes.
  • Permite que tu SEO sea óptimo, te permite una mejor organización de contenido por lo que puede ayudar que tu posicionamiento web sea favorable.

¿Necesitas ayuda con tus canonicals para no volverte loco? Contacta con nosotros y te guiamos.