¿Cómo hacer frente a la página de error 404?

¿Cómo hacer frente a la página de error 404?

Existen temas que a pesar de que parezcan repetitivos siempre es bueno retomar porque aún generan mucha confusión en clientes y en especialistas del marketing. Uno de esos temas es el error 404 y cómo lidiar con los link rotos dentro de los sitios web.

“Error 404 – Página no encontrada” – Es uno de los más comunes en la web en nuestra navegación por Internet que vemos día a día. Sabemos que las páginas de error ofrecen una experiencia de usuario, evidentemente negativa, pero ¿cómo inciden en los motores de búsqueda? ¿Son los errores 404 malos para el SEO? ¿Los motores de búsqueda penalizan a los sitios web con demasiados vínculos rotos?

Revisemos primero las razones más comunes por las que se presenta el error:

  • Cambias de enlace permanente o la estructura de algún vínculo de tu sitio web. (Esto sucede sobre todo cuando se cambia el diseño o se modifican los enlaces permanentes.)
  • Retiraste el contenido de tu página web.
  • Alguien vinculó a tu sitio web un enlace mal escrito o de manera incorrecta.
  • El sitio web fue reestructurado, trayendo como resultado que las páginas tengan URL diferentes.
  • El sitio web no está disponible o no existe.
  • El sitio web fue transferido a un dominio nuevo y el propietario no estableció un re-direccionamiento.
  • El sitio puede estar desactivo porque ha sido atacado, tiene un firewall o el dueño no ha pagado el hosting del sitio.

Ahora, ¿Por qué existen tantos temores entorno al 404?

Un 404 es un código de estado que corresponde a un evento específico (o su ausencia). Nada más y nada menos. Cuando no se encuentra una página solicitada, el error 404 es el único código de estado que debe ser devuelto. Sin embargo, todavía existe un miedo o aversión a los 404 entre ciertos desarrolladores, webmasters y propietarios de páginas web. Con los años, hemos visto un buen número de contorsiones y configuraciones que se utilizan para evitar el envío de un código de estado 404, como si se tratara de la Peste. Error 404 - Artículo Marketers Los 404 están bien. No hay necesidad de pánico. No hay necesidad de redirigir cada 404 a la página principal, la categoría matriz, o tu carrito de compras.

Con demasiada frecuencia hay profesionales del SEO que recomiendan que todas las URL con error 404 estén redirigidas a algún lugar – a cualquier lugar – con tal de que “se le saque jugo a la visita”, ¡eso sí que es una error!

La gente tiende a flipar sobre los 404 ya que tienen la sensación de que Google va a marcar negativamente a su sitio si es que existe este tipo de errores. O, les preocupa que la equidad de enlaces se pierda cuando los enlaces de calidad están apuntando a una página 404 (una preocupación válida).

En términos generales (aunque hay excepciones), los 404 son páginas muy normal del funcionamiento de un sitio web. No hay razón para preocuparse por ellos y ciertamente no hay prueba (al menos por ahora) de que Google o Bing penalizan un sitio por páginas de 404.

¿CUÁNDO PROVOCAN EFECTOS NEGATIVOS ESTAS PÁGINAS DE ERROR?

Hay casos en los que, sin embargo, un sitio podría ser evaluado negativamente como resultado de una ocurrencia anormalmente alta de páginas 404, ¿tu sitio web tiene 10.000 páginas únicas, pero 45.000 errores 404 este mes? Eso sí que sería un indicador de un problema con el rastreo y las técnicas SEO. Probablemente, esto también genere una no muy buena experiencia de usuario, lo cual podría traducirse en mala participación de los usuarios y caída del tráfico, lo que podría reflejarse en un buscador con la reducción de la visibilidad de tus URL en los resultados de búsqueda.

Muchos 404 pueden truncar la experiencia del usuario, haciendo que se reduzca el tráfico y en este caso tu página si se vería penalizada por el posicionamiento en los motores de búsqueda. Recuerda que ellos siguen usuarios.

Entonces, ¿QUÉ HAY QUE HACER CON LOS 404?

Desde Marketers Group te recomendamos las siguientes 3 reglas básicas para los vínculos rotos. Si logras llevarlos a cabo podrás hacer frente con facilidad a los contratiempos que puedan surgirte:

  1. No utilices los re-direccionamientos para páginas rotas: no redirigir a los usuarios cuando una página está rota. Ni a la página de inicio, ni a una página de categoría y, definitivamente no a una página titulada /404.php; la extensión URL que se solicitó originalmente debería seguir siendo la misma en la barra de direcciones del navegador.
  2. No utilices 200OK para una página rota: Ya sea que primero redirijas a los usuarios a un /404.php o simplemente cargues páginas vacías, una solicitud de página rota no debe nunca, nunca, nunca dar lugar a un código 200 de estado de nivel. Asegúrate de que tus 404 están regresando a códigos de estado 404 reales para evitar 404 “blandos”. Utiliza una herramienta de comprobación, si fuera necesario.
  3. Utiliza páginas 404 personalizadas: Sí, la pantalla por defecto 404 que un servidor envía a un navegador no aporta demasiado a la vista. Y no ofrece ninguna solución, dejando a los usuarios con un “¿y ahora qué?”. Por lo tanto, NO debemos utilizar las páginas estándar 404, los que están diseñados para adaptarse a la apariencia, sensación, la marca de la página web. Éstas deben ser págians de error personalizadas en letras grandes y gruesas para que los usuarios sepan que la solicitud de la página no se puede cumplir, también deben ofrecer a los usuarios opciones de navegación en otro lugar del sitio que les pueda servir de ayuda, algunas páginas de categorías superiores, o tal vez un buscador interno de página.

Lo importante entonces es aplicar estrategias que nos ayuden a reducir los errores 404 y hacer lo correcto con aquellos que se presentan dentro de nuestro sitio.

admin_mg
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website