Automatización de contenidos: Técnicas para humanizar tu marca

Automatización de contenidos: Técnicas para humanizar tu marca

En el mundo del Marketing Digital a diario surgen nuevas tendencias, redes, aplicaciones y toneladas de contenido, por lo que mantener las redes de nuestras marcas al día es un reto para el ingenio y la creatividad. La automatización de contenidos ha surgido como un gran aliado dentro de este torbellino de información. A pesar de ser un aliado indiscutible, la automatización también puede ser un arma de doble filo cuando no se cuida la identidad de la marca y sobre todo su carácter humano.

En un medio donde hay tantos usuarios buscando pero a la vez, tantos tratando de ser encontrados, es indispensable resaltar. No se trata sólo de programar contenido, sino que es necesario cuidar aspectos fundamentales de la marca para resaltar entre el montón.

Si alguien no confía en ti, ¿crees que haría negocios contigo? Por supuesto que no. Ésta es la razón por la que debemos cuidar muchísimo la humanización de la marca a la hora de publicar contenido programado.

A continuación revisaremos algunas técnicas que puedes aplicar en tus post (aunque sean automatizados) para mantener el carácter humano de tu marca:

  1. Tómate tu tiempo:

Aunque vayas a preparar publicaciones automatizadas debes tomarte el tiempo de preparar contenido de calidad para cada una de las redes. Es necesario que te organices de modo que programes el contenido adecuado a la hora adecuada, que seas coherente con lo que quieres decir y el momento en el que lo dices. Si sencillamente lanzas un montón de tuits en el gestor de contenidos que utilices y los dejas ahí lo más seguro es que tu audiencia note que lo que estás publicando no es más que un contenido programado en una herramienta y no una marca diciéndole lo que quiere saber en el momento oportuno.

  1. Contenido cercano:

Es esencial que los posts estén llenos de contenido interesante, tales como consejos, guías y temas de actualidad. Así mismo, es importante mantener la adición de un poco de personalidad que humanice tus mensajes y que los usuarios sientan que se refieren a sus propias experiencias. Una de las mejores maneras de calcular este equilibrio es aplicar el 80/20. Donde 80% es contenido relacionado con el tema de la marca y un 20 por ciento con la personalidad de la audiencia. Esto no quiere decir que tienes que compartir actualizaciones acerca de las tareas diarias tales como despertarse o comer un sándwich, sin embargo puedes incluir algunas publicaciones que muestren quién eres cómo marca u organización. Compartir un poco de la rutina en tus oficinas, presentar a las personas detrás de la marca y mostrarles de que están hechas las entrañas de ese producto que promocionas.

En esta misma tónica, una buena idea puede ser que alguna red de tu marca sea gestionada por una persona importante y significativa para la organización, por ejemplo el CMO y que desde su perspectiva él muestre la dinámica de la marca. De esta forma puedes combinar publicaciones programadas con otras que le dan un tono humano.

  1. Comienza la conversación:

Para esto tendrás que utilizar tus mensajes para facilitar las conversaciones con los demás. A pesar de que el contenido sea programado tienes que pensar en publicaciones que abran conversación, contenido que pueda ser compartido y que genere un de boca en boca –o de tuit en tuit- que pueda regar tu mensaje entre las redes particulares de cada seguidor.

Lo que recomendamos hacer es imaginarte a ti mismo en una sala de trabajo en red con otros, y preguntarte: “¿Esto es algo que si digo ellos contarían afuera o es solo un mensaje que se quedaría entre estas paredes?”; lo mismo pasa con el contenido que programamos en los canales sociales.

  1. Incluye a otros en la conversación:

Es indispensable que te mantengas siempre atento a las reacciones e interacciones de tus usuarios en redes. Si programas un contenido que se queda flotando en la red y no le das atención a los comentarios, preguntas o conversaciones que se generen en torno a lo que dijiste, sencillamente estarás arando en el mar.

La automatización no significa menos humanización cuando se trata de social media. Cuando tus mensajes retratan el elemento humano de la marca, no importa si están automatizados, ya que ofrece al consumidor el mensaje que necesitan. Lo importante es que aunque esté automatizado te mantengas todo el tiempo sobre tus redes para generar la interacción que ese contenido que has pensado y programado con tanto detenimiento va a generar entre tus lectores.

La creación y difusión de contenidos no es una tarea sencilla, y mucho menos rápida, requiere más tiempo del que la mayoría disponemos. sin embargo, la automatización de contenidos a veces perjudica más que ayuda, especialmente si se realiza de manera masiva y sin personalizar. Cuida mucho los detalles, estate atento a los cambios de las distintas redes y las necesidades que van surgiendo entre tus usuarios.

admin_mg
No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website